lunes, 21 de enero de 2008

ESCULTURAS CAMBIANTES (Parte 1)

Violeta Arte y Naranja Filosofía
en el Arco Iris del Ser, del Conocer y del Hacer


ESCULTURAS CAMBIANTES (Parte 1)

En este Blog -y en la Universidad de la IV República- estamos intentando hacernos conscientes de que “la Realidad es Tridimensional” (Ontología o Metafísica)... de que el acercamiento a esta Realidad sólo es posible a través de una “Visión Tridimensional” (Teoría del Conocimiento o Epistemología)... y de que conocer Tridimensionalmente esta Realidad Tridimensional nos conduce, inevitablemente, a una “Acción Tridimensional” (Ética y Axiología) verdaderamente creadora y transformadora... Esto se hace especialmente claro a través del ARTE

La mejor Analogía que yo he conocido de la “Realidad Tridimensional” -y de su emparejamiento con el conocer a través de la “Visión Tridimensional”, y que además implica un movimiento hacia el ser y el conocer de la Realidad a través del “Actuar Tridimensional”- es la de las “Esculturas Cambiantes”...

Hace 20 años, Guillermo Kuhn Sánchez, mexicano, hizo trece esculturas en madera, de unos 13 cm. de altura, que sorprenden siempre y obligan a la reflexión de quien las conoce. Aquí les pongo la primera:

Suponga usted que está pequeña escultura está en una mesa circular y a la altura de sus ojos... ¿Qué es lo que se ve en esta figura?... ¿Le dice algo? ¿Le significa algo?... Cuando proyecto esta imagen y hago estas preguntas “en vivo”, las personas me dan muy variadas respuestas: “Es una especie de árbol”... “Es un caballo como el del ajedrez”... “Es un nopal”... “Es como la silueta de un viejito”... A veces me responden con otra pregunta: “¿Es una escultura de esas modernas, raras, y que nadie entiende?”... “¿Es como las manchas de Rorschach en donde uno descubre su propio inconsciente?”...

Muy pocas veces alguien, en lugar de responder o preguntar, me pide: “Dado que nos ha dicho que se trata de una escultura, ¿nos podría dar otra perspectiva de la misma, para estar más seguros?”...

Reflexionemos: Ante cualquier otra “realidad”, física o inmaterial, solemos reaccionar e interactuar de la misma manera en que lo hemos hecho frente a esta imagen: como si se tratara de una “realidad fija”, que no se mueve o cambia, que presenta “un solo rostro” –ese precisamente que ahora vemos- y que puede ser juzgada o conocida a partir de ese solo rostro... como si la realidad fuese “unidimensional”... Y, sobre todo, solemos reaccionar e interactuar como si nosotros fuésemos “fijos”, sin capacidad de movimiento o cambio, como si tuviésemos una sola manera de ver y conocer la realidad –“Visión Unidimensional”-... Rara vez se nos ocurre intentar que “la realidad” que deseamos conocer “se mueva” y nos presente otros rostros o facetas de sí misma, nos muestre su ser “entero” y no sólo la parte que ahora vemos... O, mejor, rara vez se nos ocurre que nosotros podemos “movernos” alrededor de esa “realidad” para mirarla y comprenderla integralmente, desde todos sus ángulos –“Visión Tridimensional”-...

Cuando me piden otra perspectiva de la escultura o cuando yo lo sugiero si nadie lo ha pedido, les digo:

“Levanten la mano los que quieran ver esta escultura colocándose 90 grados a su izquierda, respecto a esta perspectiva que ahora vemos... (levantan la mano algunos)... y levanten la mano los que prefieran ver esta escultura colocándose 90 grados a su derecha, respecto de la perspectiva que ahora tenemos... (levantan otros la mano)”...

“Ahora, les ruego a los que quieren ver la escultura 90 grados a su derecha que cierren un momento sus ojos –¡sin hacer trampa!, eh?- para que muestre la perspectiva de los que prefirieron moverse 90 grados a su izquierda”...

Y esta es la imagen que les proyecto, tal como se ve ahora a estos 90 grados a la izquierda –se oyen murmullos, risas y un ¡ahhh! generalizado-:

“No mencionen en voz alta lo que ven, ni comenten nada, por favor, con sus compañeros de los ojos cerrados... Los que tienen los ojos cerrados ¡no los abran hasta que les avise!... Ahora los que han visto esta nueva perspectiva de la escultura cierren también sus ojos y no los abran, por favor, mientras pongo la perspectiva desde 90 grados a la derecha -¡tampoco hagan trampa!-”... Cuando todos tienen los ojos cerrados, invito a los que pidieron la perspectiva de 90 grados a la derecha que los abran y les proyecto la imagen como se ve desde esa perspectiva –se oyen igualmente murmullos, risas y exclamaciones de sorpresa-:

“No mencionen en voz alta lo que ven ni comenten nada, por favor, con sus compañeros que ahora tienen los ojos cerrados... Los que tienen los ojos cerrados ¡no los abran hasta que les avise!”... En este momento pongo la primera imagen, en su primera perspectiva y les digo: “Finalmente, una vez que todos han tenido una nueva perspectiva de la escultura digan por favor, en voz alta, todos al mismo tiempo, ¿qué es o qué representa esta figura?”... Más o menos la mitad grita: “¡Es un pescado!”... Y la otra mitad grita, en cambio: “¡Es un caballito de mar!”... Sólo muy poc@s gritan: “¡Desde mi nueva perspectiva, parece tratarse de un pescado!”... Y otr@s muy poc@s gritan: “¡Desde la vista que tengo 90 grados a la derecha, parece ser un caballito de mar!”...

En ese momento, les pido que cada uno de los grupos argumente en voz alta sobre si se trata de un pescado o de un caballito de mar... y poco a poco, a diferencia de otros debates sobre el ser o sobre el conocer o sobre el hacer -debates largos y difíciles y que provocan cerrazón, enojo y descalificaciones-, va haciéndose la luz sobre el sentido de la dinámica en torno a esta original escultura... Todos se van dando cuenta de que a cada uno de los grupos le sigue faltando al menos “una perspectiva”: la del otro grupo que vio la imagen a 180 grados, del otro lado del círculo...

Es entonces cuando proyecto las tres imágenes juntas,

y todos comprenden fácilmente de qué hablamos al hablar de “Realidad Tridimensional” y qué significa conocer integralmente a esa “realidad” a través de la “Visión Tridimensional”... Incluso se empieza a comprender en profundidad el “Actuar Tridimensional” como un “movimiento constante en círculo” alrededor de la “realidad”, en interacción con ella siempre respetuosa, humilde, abierta y reverente... ¡Siempre hay “más” qué ver y más para disfrutar y más de qué asombrarse en cualquier “realidad” –por confusa o incluso desagradable que pudiera parecer cuando el “viaje” alrededor y a través de ella apenas comienza- si se tienen bien abiertos los ojos “corpóreo-anímico-espirituales” de nuestro ser integral!...

Reflexionemos: La figura confusa y difusa y con una impresión estética favorable mínima, vista ahora desde una perspectiva “Bidimensional”, aparece clara y perfectamente delineada y produce una impresión estética e intelectual mucho más agradable... ¡Pero todavía no es “el ser entero”, no es todavía “la escultura toda”! ¡No ha sido vista aún integralmente, desde todas los ángulos, con “Visión Tridimensional”!...

La “visión completa”, la “Visión Tridimensional” no es ni la primera imagen confusa, ni la segunda –pescado- o la tercera –caballito de mar-, sino todo eso en conjunto: “Pescado Y caballito de mar”, ambos, incluyendo las perspectivas difusas y confusas que van “deviniendo en pescado” o “deviniendo caballito de mar” según el movimiento del ser hacia la realidad o de la “realidad” hacia el ser... ¡Es “encuentro” de seres-realidades que se mueven, que cambian, que “van siendo” más que “son”, que interaccionan y se transforman mutuamente... y descubren su íntima unidad!...

La pequeña escultura no es enteramente sino cuando el ser entero del hombre se mueve amorosamente a su alrededor e incluso a su través... El hombre no es tampoco enteramente sino cuando la pequeña escultura –también humilde y amorosamente- se le muestra entera a su entera visión... ¡Así Es lo Físico y lo Metafísico cuando se lo contempla con Visión Tridimensional! ¡Así es la Epistemología cuando Es y contempla el Ser con Visión Tridimensional! ¡Así es la Axiología cuando Es, Contempla y Crea-Recrea-Transforma el Ser, el Conocer y el Hacer Tridimensionalmente!...

Aquí una segunda figura:

Ahora 90 grados a la izquierda:

Esta vez 90 grados a la derecha:

¡Y las tres figuras juntas!:


(Este tema continuará próximamente)

Álvaro, Artesano en Resistencia


La Universidad de la IV República es un Proyecto Educativo Abierto, Gratuito y De Calidad que ofrece una Formación Integral (Educación, Filosofía, Ciencias, Psicología, Sociopolítica, Espiritualidad y Arte) en torno a la Licenciatura en Medicina Homeopática… Toda la información en http://universidaddela4arepublica.blogspot.com

La Universidad de la IV República en su modo Virtual tiene Inscripciones Permanentes. Si deseas inscribirte, ve la Convocatoria en http://universidaddela4arepublica.blogspot.com/2006/11/universidad-virtual-de-la-iv-repblica.html

La información y Convocatoria para los Tres Nuevos Campus, en el Modo Presencial 2008, en Ecatepec, Distrito Federal y Pachuca, puedes verla en http://universidaddela4arepublica.blogspot.com/2007/11/tres-nuevos-campus-de-la-universidad.html